Translate

Amiga de artistas



Eva Pímez era amiga de todo tipo de artistas y talentos, frecuentemente asistía como invitada en los estrenos teatrales y de cine mudo de la época. Frecuentaba los ambientes de clubs y salas donde se exhibían espectáculos que entonces se denominaban transgresores por atreverse a tratar temas que a menudo eran tabú para la sociedad de principios del siglo XX. 

Su apariencia diurna de correcta y educada dama de la alta sociedad contrastaba con su aspecto nocturno, masculinizado a propósito con su esmoquin y su chistera para pasar inadvertida en el mundo de los hombres de la noche, donde estaba mal visto que las damas acudieran a ciertos espectáculos y más aún a altas horas de la noche. 



Este gusto por vestir de hombre la llevó en más de una ocasión a ser etiquetada de lesbiana, algo que nunca confirmó pero que tampoco negó, y que junto a su actitud de dominación con tintes despóticos la llevo a convertirse en el objeto del deseo para muchos de aquellos “caballeros noctámbulos”.

Le gustaba jugar con la provocación y despertar sensaciones que pillarán por sorpresa a quienes las sentían por primera vez en su ser. Tal vez por eso era tan bien acogida por los artistas, entre los que Eva Pímez era un símbolo que representaba la riqueza del talento y la fuerza de hacer con tu vida lo que te gusta hacer, y dejar que fuese el alma quien se expresase con toda su arte, sin importar demasiado si le gustaba a más o menos público, o si alguien se postulaba como el 'envidioso oficial del artista' desatando en forma de 'críticas de entendido' la envidia por el éxito obtenido con un arte que la vida no le quiso entregar a ese alguien que lo más a lo que podía aspirar era a criticar al artista.