Translate

Amiga de los artistas



Según cuentan las leyendas, Eva Pímez era una atractiva mujer de principios del siglo XX, rica benefactora y amiga de artistas de gran talento, Eva vivía al estilo ‘flapper’ de moda en los años 20.

Frecuentaba las fiestas de la alta sociedad vestida de esmoquin con su chistera y su característico monóculo triangular que, según decía, le traía suerte y le proporcionaba la capacidad de ver el alma de las personas. 

Amiga de todo tipo de artistas y talentos, era normal verla como invitada en los estrenos de la época, considerada por los propios artistas como una portadora de buena suerte y sinónimo de éxito. Frecuentaba los ambientes de clubs y salas donde se exhibían espectáculos que entonces se denominaban transgresores por atreverse a tratar temas que a menudo eran tabú para la sociedad de principios del siglo XX.  


Su apariencia diurna de correcta y educada dama de la alta sociedad contrastaba con su aspecto nocturno, masculinizado a propósito con su esmoquin y su chistera para pasar inadvertida en el mundo de los hombres de la noche, donde estaba mal visto que las damas acudieran a ciertos espectáculos y más aún a altas horas de la noche. Este gusto por vestir de hombre la llevó en más de una ocasión a ser etiquetada de lesbiana, algo que nunca confirmó pero tampoco negó, y que junto a su actitud de dominación con tintes despreciativos la llevo a convertirse en el objeto del deseo para muchos de aquellos “caballeros noctámbulos”.

Le gustaba jugar con la provocación y despertar sensaciones que pillarán por sorpresa a quienes las sentían por primera vez en su ser. Tal vez por eso era tan bien acogida por los artistas, entre los que Eva Pímez era un símbolo que representaba la riqueza del talento y la fuerza de hacer con tu vida lo que te gusta hacer, y dejar que fuese el alma quien se expresase con toda su arte, sin importar demasiado si le gustaba a más o menos público, o si alguien se postulaba como el 'envidioso oficial del artista' desatando en forma de 'críticas de entendido' la envidia por el éxito obtenido con un arte que la vida no le quiso entregar a ese alguien que lo más a lo que podía aspirar era a criticar al artista.

---- · ----

Junio 2018

"Algunas cosas no cambian nunca y hoy día sigue sucediendo que si deseas vivir de “tu arte” debes prepararte para el agridulce constante, y acostúmbrate a que de la misma forma que el público te da su cara al ver tu obra artística, te da su espalda cuando se va. O que del mismo modo que te suben a hombros a los altares, te derriban a los infiernos porque tal vez te atreviste a sentirte libre y decir lo que pensabas. 

Por eso, en Eva Pímez queremos mantener vivo el espíritu de esta leyenda y nos declaramos públicamente como la marca “amiga de los artistas” a los que apoyamos y admiramos por dedicar su vida a su arte, por eso, tanto en nuestras redes sociales como en la vida offline, les agradecemos su trabajo y ayudamos a divulgarlo, porque un mundo sin artistas sería un mundo mucho peor. 

La mejor prueba de que los artistas aportan mucho y bueno al mundo es que si se borrase de un plumazo todo lo que han entregado a la humanidad a través de su arte, todos nos quedaríamos huérfanos sin aquella canción que nos marcó, sin la película que tanto nos influyó en el ánimo, sin el chiste que nos mata de risa, sin el cuadro que nos emociona, sin la escultura que admiramos… etc. 

Por todo ello, muchas gracias ARTISTAS, en Eva Pímez tendréis siempre una marca amiga que admira vuestro arte."

David Carrascosa Mendoza
Director de Eva Pímez