Translate

Eva Pímez, Exclusive Products for Exclusive People



Bienvenid@s a la exclusividad de Eva Pímez ™


Eva Pímez™ es una marca club de ámbito internacional. Nuestros productos son fabricados en exclusiva mediante cantidades reducidas, o ediciones limitadas. La mayor parte de nuestra fabricación va dirigida de forma preferente a los clientes afiliados a nuestra marca club a través de la membership list llamada "The Billion Club"

Las diferentes líneas de productos desarrollados por Eva Pímez™ cuentan con una parte de la producción destinada a establecimientos especializados, tanto online como offline, donde pueden ser adquiridos y consumidos por el público en general. 

En Eva Pímez™ nos dirigimos especialmente a las personas que buscan productos no masificados y marcas exclusivas.




Eva Pímez™ es un símbolo de riqueza y distinción en cualquiera de sus productos, porque cuando alguien disfruta de tener personalidad propia, no quiere formar parte de la masificación del mercado y a menido opta por la experiencia de sentirse exclusivo.

De todas nuestras líneas de producto, la colección 1920 de licores selectos de producción periódica limitada fue la primera y hoy día es una de las más apreciadas en los mejores restaurantes y espacios gourmet. 

La política de productos exclusivos para clientes registrados en la Membership List de The Billion Club es aplicada en la venta de todas nuestras líneas de perfumería, joyería, moda y complementos.

Gracias a esta pasión por la calidad y la exclusividad, Eva Pímez™ Productos Exclusivos representa mucho más que productos únicos para gente exclusiva, es un símbolo de riqueza y distinción que se disfruta.

La Leyenda de Eva Pímez



Según cuentan las leyendas, Eva Pímez fue una atractiva mujer de principios del siglo XX, rica benefactora y amiga de artistas de gran talento, Eva Pímez vivía al estilo ‘flapper’ tan de moda en Nueva York en los años 20.

Frecuentaba las fiestas de la alta sociedad vestida de esmoquin con su chistera y su característico monóculo triangular que, según decía, le traía suerte y le proporcionaba la capacidad de ver el alma de las personas. 

Disfrutaba de una buena posición económica y realizaba frecuentes viajes por el mundo, especialmente por Europa, donde recopilaba para su colección privada joyas y otros artículos únicos y exclusivos que después lucía con distinción y provocación a su regreso a Estados Unidos.

Amiga de artistas



Eva Pímez era amiga de todo tipo de artistas y talentos, frecuentemente asistía como invitada en los estrenos teatrales y de cine mudo de la época. Frecuentaba los ambientes de clubs y salas donde se exhibían espectáculos que entonces se denominaban transgresores por atreverse a tratar temas que a menudo eran tabú para la sociedad de principios del siglo XX. 

Su apariencia diurna de correcta y educada dama de la alta sociedad contrastaba con su aspecto nocturno, masculinizado a propósito con su esmoquin y su chistera para pasar inadvertida en el mundo de los hombres de la noche, donde estaba mal visto que las damas acudieran a ciertos espectáculos y más aún a altas horas de la noche.